Tipos de caras

Las caras son nuestras cartas de presentación y unas de las partes más expresivas que nos permiten comunicarnos con nuestros semejantes. Esto lo logramos por medio del movimiento de los ojos, de las cejas, de la boca e inclusive de las mejillas. Además, al pensar en los rostros es imposible no asociarlos a cada persona en particular.

Los rostros nos dan identidad y nos permiten tener nuestro propio estilo. De hecho, intentamos mejorar su apariencia con cortes de cabello, maquillaje y muchos accesorios dependiendo de su forma y de los rasgos.

Tipos de caras

Las caras son las que nos distinguen a cada uno de los seres humanos como personas únicas.

Las caras en los seres humanos

Redondas

Este tipo de rostro presenta el mismo alto y ancho lo cual da la idea de ser una figura circular. No se distinguen ángulos de ningún tipo. Por otro lado, las mejillas se encuentran ubicadas cerca del mentón y los pómulos tienen forma ancha.

Ovaladas

Este tipo de rostro es el considerado más armónico de todos y el que más favorece a la belleza estándar ya que es el más cercano al ideal de rostro bonito que tiene nuestra sociedad. En este tipo de caras, se presenta la barbilla más corta que la parte de la frente y las mejillas quedan mucho más marcadas.

Cuadrados

Se caracteriza por ser una de las caras más angulosas y de rasgos más marcados. La mandíbula y la frente tienen el mismo ancho. Además, los maxilares se encuentran mucho más marcados que en el resto de los diferentes tipos de rostros. Se vincula más con el sexo masculino aunque muchas mujeres de gran porte y belleza también lo lucen.

Rectangulares y alargados

Esta es la versión alargada del rostro cuadrado. Es muy difícil de distinguir del rostro anguloso y tiene los pómulos ubicados a lo alto y rasgos no muy marcados. La barbilla es menos angulosa y tiene forma semi redondeada.

Hexagonales, en forma de diamante o de rombo

Estas caras se caracterizan por presentar las mejillas muy pronunciadas y son mucho más anchas en comparación de la frente y también de la mandíbula.

Las personas que no tienen la capacidad de distinguir a otros individuos por sus caras, padecen de un extraño trastorno producido por una lesión en la corteza cerebral.

Triangulares

En este caso, hacemos mención de dos tipos de rostro, el triangular y el que es de la misma forma pero invertido. En el primero , la mandíbula es de tamaño amplio y la frente es pequeña. En cambio el triángulo invertido, que también recibe el nombre de rostro en forma de corazón, presenta una mandíbula angosta y frente muy ancha.

Las caras en la geometría

En este caso, llamamos caras a cada uno de los planos que forman parte de un ángulo poliedro o diedro. También se le da este nombre a los polígonos que limitan o forman parte de un poliedro determinado.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *