Ir al contenido

Tipos de baterías

Las baterías, que también llevan el nombre de pilas o inclusive de acumuladores eléctricos, cuentan con un grupo de celdas en su interior que tienen la capacidad de convertir un tipo de energía química en electricidad para así, de esta forma, hacer que los aparatos que las utilizan, entren en funcionamiento. De acuerdo a su tamaño, alimentarán diferentes tipos de circuitos.

Este tipo de componentes los podemos encontrar en todo tipo de aparatos tales como relojes, controles remotos, teléfonos móviles, juguetes e inclusive las computadoras, puesto que llevan una pila en su interior que sirve para marcar la fecha y la hora. La potencia de las mismas dependerá de la cantidad de ellas que se utilicen en cada aparato y también de su tamaño.

Tipos de baterías

Las baterías cuentan con diferentes formas y tamaños que se adaptan a los artefactos a los que les darán energía

Tipos de baterías

De litio

Son las que presentan un mejor tiempo de carga y se descargan más lentamente. Dentro de estas, encontramos las alcalinas que son desechables y con las que se emplea hidróxido de potasio entre otros elementos.

De ácido-plomo

Se encuentran en todo tipo de automóviles e inclusive también es posible encontrarlas en camiones y motos. Cuando tienen carga completa, poseen dos electrodos con plomo en su interior. Además incluyen un electrolito compuesto de ácido sulfúrico que se encuentra en solución acuosa.

De níquel

Son las más económicas pero la duración de la energía es muy corta y además, no tienen una vida útil muy larga. Son las que se fabricaron en primer lugar y que dieron origen a nuevas pilas mucho más modernas, rendidoras y duraderas

De níquel y hierro

Esta compuesta por laminas finas que están enrolladas sobre un tubo muy delgado. En la zona positiva, cuenta con hidróxido de níquel III mientas que en el área negativa, solo con hierro. Además se emplea el hidróxido de potasio a modo de electrolito. Ya no se fabrican más debido que, a pesar de que duraban muchísimo tiempo, su costo era demasiado elevado y su rendimiento no era el adecuado para el uso que se le debía dar.

Níquel-cadmio

En este caso, cuentan con cadmio e hidróxido de níquel además de un electrolito de hidróxido de potasio.  Se dejaron de fabricar, principalmente, por la gran contaminación que produce el cadmio en el medio ambiente.

De iones de lirio o LI-ION

Este tipo de baterías emplean sal de litio como electrolito. Son muy utilizadas en elementos de tamaño grande como pueden ser los teléfonos celulares. Esto ocurre debido a que tienen escaso peso y un gran rendimiento. Sin embargo, su vida útil suele ser demasiado corta.

De polímero de litio o LIPO

Son muy similares a las de litio y su rango de empleo es muy bueno. Sin embargo, si se descargan por debajo del 30%, quedan inútiles. Inclusive, pueden sufrir de calentamientos que hacen que se hinchen y que puedan explotar. Como se deforman ante los cambios de temperatura, es conveniente mantenerlas alejadas de cualquier fuente de calor que pueda dañarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.