Ir al contenido

Tipos de arena

Se denomina arena al conjunto de trozos de rocas o minerales de tamaño diminuto. El diámetro de dichas partículas puede variar entre los 0.06 mm y los 2 mm es un conjunto de fragmentos sueltos de rocas o minerales de tamaño pequeño.

Cada una de las partículas que la componen llevan el nombre de granos o clastos. En el caso de que las partículas midan menos de 0.063 mm y alcancen un grosor de 0.004 mm, tienen el nombre de limo mientras que si superan los 64 mm de diámetro son llamadas grava.

Tipos de arena

Los diferentes tipos de arena son muy apreciados en la industria de la construcción

Tipos de arena

De acuerdo a sus componentes

De vidrio

Este tipo de arena contiene dióxido de silicio (SiO2). Es utilizada para fabricar vidrio, pues al someterla a una gran intensidad de calor, sufre una gran transformación.

De yeso

Está compuesto principalmente de sulfato de calcio (CaSO4) el cual está deshidratado.

Ooide

El ooide es un tipo de grano de arena redondo sedimentario que está cubierto de una superficie áspera e irregular. Cuenta además con la presencia de carbonato de calcio.

De cuarzo

Como su nombre lo indica, está compuesta por dióxido de silicio (SiO2) que también lleva el nombre de cuarzo.

Biogénica

Al contrario de los tipos de arenas anteriores, entre sus componentes encontramos conchas marinas y corales, entre otros.

De acuerdo al tamaño de sus granos

Fina

En este caso, los granos de arena deben pasar por un tamiz del número 16. Es la más apreciada en construcción, sobre todo en aquellas obras que deben verse lisas y sin marcas desde el comienzo.

Semi gruesa

Aquí hablamos de un tipo de arena que debe poder ser cribada en un tamiz número 8. Se suele emplear para llevar a cabo obras de mampostería o en mortero.

Gruesa

Es la de particulado de mayor tamaño. Se utiliza, por lo general, para trabajar con hormigón o similares.

De acuerdo a su origen

De pozo

Es aquella que se obtiene por medio de pozos que se cavan en el suelo. Tiene una consistencia muy porosa y es filosa al tacto. Además, no contiene sales ni otro tipo de minerales que pueden ser perjudiciales para la salud.

De rio

Como su nombre lo indica, este tipo de arena proviene del lecho de los ríos o de los bancos que se forman en sus costas. Su aspecto es muy pulido y su consistencia es muy fina. Esto se debe, principalmente, al roce que produce el agua que la pule. Debido a esto, es una clase de arena que es muy apreciada en la construcción.

De mar

Se obtiene en las cosas del mar. Es muy similar a la arena de río. Sin embargo, la diferencia radica en la cantidad de sales que contiene. No es una de las mejores para trabajos de construcción, pues tiene la capacidad de absorber más la humedad y retardar el fraguado del cemento.

Volcánica

En este caso, encontramos un tipo de arena de color oscuro debido al carbón que se encuentra mezclado con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.