Ir al contenido

Tipos de árboles

Los árboles son los que cumplen uno de los roles más fundamentales en la ecología y en el medio ambiente. Se encargan de proveernos de oxígeno y además, nos brindan sombra y también alimentos y madera que utilizamos para la construcción de muebles y edificios o para calefaccionar nuestras casas. Inclusive, tienen una participación importante en el proceso de la fabricación del papel.

Los árboles están compuestos por una raíz, que es la encargada de absorber los nutrientes. Por otro lado, el tronco le da la estructura a la planta y sujeta las ramas que se encuentran en la copa. Las hojas son las que participan en el proceso de la fotosíntesis transformando el dióxido de carbono en oxígeno gracias a la acción de la luz del sol.

Tipos de árboles

Los árboles nos proveen de oxígeno.

Árboles de hoja caduca

Son los árboles que pierden las hojas durante el otoño quedando sus ramas desnudas debido a que la supervivencia en ciertos climas fríos es difícil de llevar a cabo. Su follaje suele tener forma muy ancha para facilitar la fotosíntesis. La gran mayoría de los árboles de hoja caduca presentan un tronco de madera mucho más dura y fuerte que los de hoja perenne. Algunos de ellos son el abedul, el fresno y la haya, entre otros.

De hoja perenne

En este caso, son árboles que no pierden sus hojas en ningún momento del año ya que las cambian durante todo el año. Esto significa que sus ramas nunca quedan desprovistas de follaje debido a que se renuevan en forma constante. Por esa razón siempre se ven de color verde. Un ejemplo de este tipo de árboles son los pinos, los olivos y los alcornoques.

En la actualidad se conocen alrededor de unas 100 mil especies de árboles diferentes. Este gran número es el 25 % de la vida vegetal del planeta.

Coníferas

Son árboles que tienen forma de cono, de ahí su nombre. Son muy resistentes a las condiciones climáticas más extremas tales como los fríos polares, por ejemplo. Sus hojas se mantienen de color verde durante todo el año, pues el árbol no las pierde sino que las va cambiando a medida que envejecen o que pierden la capacidad de realizar la fotosíntesis. Los principales tipos de coníferas que se conocen son los abetos y también los pinos que son muy comunes de ver en los paisajes nevados y gélidos.

Frutales

Son aquellos árboles que tienen la capacidad de producir frutos que son comestibles. Esto ocurre porque los óvulos que se encuentran dentro de las flores han madurado. El resultado son las frutas en cuyo interior se hallan las semillas que pueden producir nuevas plantas. Cabe destacar que los árboles se clasifican de acuerdo al tipo de fruta que produzcan. Un ejemplo son los cítricos, llamados así porque producen frutas de este tipo tales como los limones, las naranjas, los pomelos y las mandarinas, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.