Ir al contenido

Tipos de alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad que afecta a un gran número de personas. Consiste en el deseo irresistible de tomar todo tipo de bebidas alcohólicas sin tener conciencia del daño que las mismas causan cuando se produce un abuso. Se considera un mal similar al trastorno que producen las drogas y, su consumo en exceso, puede traer severas consecuencias para la salud física y mental.

El alcohol puede llegar a generar cierta dependencia que puede transformarse en una enfermedad que, con el paso del tiempo, se convierte en algo muy difícil de controlar. En el hombre, el consumo se torna perjudicial cuando sobrepasa los 60 gramos al día, mientras que en la mujer ocurre lo mismo si la cantidad de bebida supera los 40 gramos diarios.

Tipos de alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad que puede tener graves consecuencias en quien la padece.

Causas del alcoholismo

  • Para desinhibirse en caso de necesitar conectar con las demás personas.
  • Por herencia, pues existe cierta predisposición genética en el caso de algunos padres que son alcohólicos que le heredan el vicio a los hijos.
  • Para escapar de problemas personales y liberar el cuerpo del estrés.

Consecuencias del alcoholismo

Una persona alcohólica puede perder su trabajo y también su familia debido al comportamiento que presenta. También se ve perjudicada la economía porque, al igual que cualquier vicio requiere de un gran gasto de dinero. Además, se ve comprometida la salud psíquica debido a que presenta un gran número de trastornos psicológicos tales como el enojo, la baja autoestima y los sentimientos de culpa. También se pueden observar cambios drásticos en la conducta ya que conseguir el alcohol se transforma en lo único en lo que piensan por lo que su actitud se vuelve egocéntrica y muy egoísta.

Tipos de alcoholismo

Alpha

Se trata de un tipo de alcohólico que consume bebidas en forma exagerada. Hacen esto porque son víctimas de algún tipo de enfermedad mental o de trastorno médico.

Bebedores del tipo Beta

En este caso, los bebedores de tipo Beta no cuentan con una gran dependencia del alcohol. Esto significa que en este grupo entran aquellas personas denominadas alcohólicos sociales que consumen mucha bebida en poco tiempo lo cual les produce lesiones del tipo somático.

Gamma

Dentro de esta categoría entran los bebedores que poseen adicción a punto tal que los lleva a perder el control de sus actos además de sentir un gran deseo de beber a todas horas. Es decir que hablamos de los alcohólicos crónicos que tienen adicción al alcohol y al beber poca cantidad ya sienten los efectos.

Tipo Delta

Este grupo de alcohólicos tienen adicción al alcohol y no pueden estar en abstinencia. Sin embargo, no pierden el control al estar frente a la bebida pero necesitan tomar continuamente. Lo más particular es que no llegan a emborracharse hasta perder el sentido.

Epsilon

En este tipo de alcoholismo las personas pierden el control al encontrarse ante la bebida. También muestran problemas de conducta a pesar de consumir bebidas no todos los días, sino que pueden pasar largo tiempo sin tomar alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.