Tipos de adopción

La adopción es el acto jurídico a través de la cual una persona para a ser legalmente el hijo de la otra u otras, ya sea en caso de fallecimiento de los progenitores biológicos, pérdida o cesión de custodia o, simplemente por voluntad del adoptado.

Existen diversos tipos de adopción las que se diferencian por la relación previa entre adoptante y adoptado, el origen de la persona quién será adoptado, quién o quiénes adoptan o, el tipo de comunicación que existirá entre quien es adoptado y su familia biológica.

Adopción por relación

En la adopción por relación, la persona adoptada tiene una relación biológica con sus nuevos padres. Generalmente se trata de abuelos, tíos o parientes cercanos, los cuales tienen una preferencia legal por sobre otros postulantes a convertirse en padres del menor.

La adopción permite cumplir con el derecho de todo niño a tener una familia

Adopción por padrastro o madrastra

En este tipo de adopción, el cónyuge de la madre o padre biológico adopta legalmente a su hijastro o hijastra, ya sea por el fallecimiento de su progenitor o porque este cede o pierde sus derechos legales por sobre su hijo.

Adopción abierta

En una adopción abierta, los padres adoptivos y biológicos se conocen previamente y acuerdan que los primeros permitirán algún tipo de contactos del menor con el o los segundos o, al menos entregarán información sobre su bienestar. Este tipo de adopciones no se permiten en todos los países y, suelen realizarse a través de agencias.

Adopción cerrada

El tipo más común de adopción. Los padres adoptivos se convierten en los padres legales del niño, cortando completamente cualquier relación con su familia biológica, quienes no podrán tener acceso a ningún dato ya que los registros quedan sellados.

Adopción internacional

En la adopción internacional, los futuros padres adoptan a un niño que vive en otro país. Para ello deben cumplir con los requisitos del país de origen del menor, el cual está bajo la custodia de la alguna institución.

Este tipo de adopción se realiza a través de agencias y, a diferencia de las adopciones domésticas tienen tiempos de espera más cortos, pero implica mayores gastos en el proceso.

Generalmente los países entregan la primera prioridad para adoptar a sus ciudadanos y, si no se consigue quién adopte al menor en su lugar de origen, se permite que un extranjero lo haga.

Adopción monoparental

En una adopción monoparental, quien adopta no son un padre y una madre, sino que una persona soltera, por lo que el menor solo tendrá un progenitor legal. Generalmente se les da una prioridad mayor a las personas casadas por sobre las solteras a la hora de adoptar.

Adopción homoparental

En este tipo de adopción, los padres adoptivos son una pareja del mismo sexo, ya sea de dos mujeres o dos hombres. Las adopciones homoparentales son legales solo en unos pocos países, algo que está cambiando lentamente.

Adopción adulta

No solo un niño puede ser adoptado, también es posible convertirse en padres legales de un mayor de edad. En estos casos se requiere que solo quien será adoptado de su consentimiento, sin ser necesario que el o los padres biológicos estén de acuerdo.

Una adopción entrega al hijo adoptado los mismos derechos legales que los que tendría un hijo biológico de quien adopta, el que además pasa a tener las mismas responsabilidades. A diferencia de un cambio de custodia, la adopción no es temporal sino que permanente.

Formato para citar (APA)

“Tipos de adopción” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/adopcion/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *