Ir al contenido

Tipos de acero

El acero está conformado por carbono y por hierro. Se trata de una aleación que cuenta con hasta un 2,1 % de carbono en su composición. Es un elemento maleable en el que no hay un límite de la cantidad de hierro que puede llegar a contener.

Las propiedades de este metal cambian de acuerdo con el contenido con el que cuente además del tipo de procesamiento y del método que se emplee para prepararse.

Tipos de acero

En la construcción de edificios se usa el acero en grandes cantidades.

Acero de carbono

Es el tipo de acero más barato debido a que solo contiene carbono en mayor cantidad. Es un tipo de acero que tiene un gran número de usos, entre ellos el estructural ya que forma parte de las vigas en las construcciones de casas y edificios.

Inoxidable

Se trata de una aleación de hierro en la que existe una buena resistencia a la oxidación y otras reacciones químicas siempre y cuando se encuentren dentro de ciertas condiciones.

Eléctrico

Es el tipo de acero que se produce dentro de un horno eléctrico industrial llamado “horno de arco”. Se realiza volviendo a fundir desechos tales como la chatarra, por ejemplo.

De grano fino

El acero de grano fino se adapta para darle al metal la estructura de grano fino al calentarlo mediante tratamientos térmicos. Para refinar el grano se usa niobio y también vanadio, sobre todo cuando debe ser empleado para la fabricación de herramientas.

De fase doble

Este tipo de acero es de baja aleación pero de gran resistencia. Está compuesto en un 80% de grano fino de martensita y de fierrita y hasta un 20% de restos de otros metales.

Negro

Este tipo de acero adquiere el color negro debido a que contiene más hierro que carbono. Es un metal que no atraviesa por ningún tipo de tratamiento en específico.

El acero puede considerarse como un metal sustentable ya que puede ser reciclado.

Laminado

Es uno de los tipos de acero más utilizados en los diferente procesos industriales. En este caso, se somete a la barra de metal a distintos procesos que se conocen como tracción los cuales le dan una mayor resistencia.

Galvanizado

Se trata de un tipo de metal que cuenta con un refuerzo de zinc lo que lo transforma en un material que no se oxida fácilmente. Suele emplearse en la construcción de edificaciones de gran envergadura.

Reposado

El acero reposado se obtiene antes de la fase de colocación. Fue desoxidado y recibió más metales. Es un acero que no presenta ningún tipo de imperfección y se emplea en construcciones en las que hay hormigón.

Corten

Cuenta con níquel, fósforo y cromo en su constitución. Es un tipo de acero que no se corroe y se emplea en muchas construcciones, sobre todo dentro de la industria cementera.

Suave

Cuenta con muy poca cantidad de carbono y más hierro que los otros tipos de acero. Es muy resistente a la corrosión y además presenta una gran ductilidad.

Aleado

En este caso, el metal cuenta con varios metales y elementos dentro de su aleación tales como el manganeso, el cromo, el molibdeno y el zinc entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.