Tipos de abeja

Una abeja, según lo que todos sabemos, es un insecto volador que fabrica miel, tiene un aguijón que utiliza para defenderse de los extraños o cuando se siente amenazada y que posee veneno que, para algunas personas, es tóxico.

Pero, esta somera descripción no engloba a todas las abejas que existen en el mundo, pues algunas incluso ni siquiera tienen aguijón. Lo que podemos asegurar es que son unos insectos muy nobles sumamente necesarios para el equilibrio ecológico.

Tipos de abeja

La abeja, durante su vuelo, poliniza todo tipo de plantas y flores.

Abeja sin aguijón

Este tipo de abeja puede tener diferente comportamiento de las que conocemos habitualmente. La mayoría se dedica al aprovisionamiento de polen, a la fabricación del nido y a la producción de cera para tal fin. Habita en colonias del tipo perenne.

De miel

Las abejas que fabrican miel, conocidas también como abeja europea o Apis Mellifera, son las más sociales de todas, pues cuentan con una jerarquía bien marcada dentro del nido. Son las que vemos con frecuencia entre las flores de nuestros jardines.

Abejorros

Su nombre científico es Bombus Terrestres. Presentan un comportamiento similar al de las avispas. La reina, a diferencia de las abejas de miel o las que carecen de aguijón que comienzan los nidos por medio de un enjambre, inicia la colmena en solitario. Como máximo, su población no supera los 200 individuos que alcanzan su mayor tamaño durante el verano.

Abeja africanizada

Este tipo de abeja se la conoce con el nombre de “abeja asesina” y es una derivación híbrida de la abeja europea que se obtuvo luego de un experimento fallido por Warwick Estevam Kerr cuya intensión fue la de cruzar abejas africanas con las europeas. Por un descuido algunas reinas escaparon del laboratorio del científico que se encontraba en Sudamérica. Estas abejas pronto formaron sus propias colonias y se extendieron a lo largo y a lo ancho de América del Sur.

Solitarias

Existe un gran número de subespecies de abejas solitarias como la carpintera del este, la albañil del huerto y la denominada cara de cuerno que viven en forma solitaria. La hembra construye el nido por su cuenta. Este tipo de abeja no produce miel ni tampoco cera.

Según los científicos, si se extinguen las abejas, el resto de la vida dejaría de existir porque no existiría la manera de polinizar las plantas para que crezcan nuevas especies.

Parásitas

Las hembras de este tipo de abeja carecen de estructuras para colectar el polen y nunca construyen sus nidos. Ingresan en los nidos de otras especies que sí recogen polen y ponen sus huevos en el polen. Cuando la abeja se transforma en larva, consume el polen que la rodea y al crecer un poco más mata y come a las larvas huéspedes. Inclusive, puede llegar a matar a la reina y remplazarla para hacerse cargo de la colmena.

Nocturnas´

La mayoría de las personas piensa que la abeja es un insecto diurno, pero existen 4 especies llamadas Apidae, Andrenidae, Halictidae y Colletidae que son sensibles a la luz y no pueden exponerse a los rayos del sol. Además, se encargan de polinizar las flores que se abren durante la noche. Es probable que algunas de estas especies de abejas vivan en lugares de clima desértico donde la temperatura del día es tan cálida que las obliga a refugiarse en el nido hasta que el sol cae.

Formato para citar (APA)

“Tipos de abeja” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/abeja/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *