Ir al contenido

Tipos de violencia escolar

La violencia escolar como todo tipo de violencia en alguna de sus variantes es el maltrato físico o psicológico que sufre un individuo, sin distinción de sexo alguno. Lo grave de este tipo es que se concentra en niños y adolescentes de edad escolar. Es muy común que los agresores, sean niños o adolescentes que convivan de forma habitual en su círculo íntimo- familiar con la violencia, y es por esta razón tan importante que dicho detalle no debe ser pasado por alto. Al ser el maltrato internalizado como algo normal o habitual, para ellos no están mal vistas las situaciones de violencia alguna. De esta forma, esto debe ser tratado para ser corregido.

Es importante destacar y creemos que es sumamente importante resaltar que en el momento en el que sucede cualquier hecho de violencia entre niños es responsabilidad de los adultos que estén presentes en dicho momento.

Los tipos de violencia escolar se clasifican en:

Violencia escolar: exclusión

Es indispensable para que el niño o adolescente se desarrolle de forma correcta que éste se sienta parte de un grupo de pares. El grupo de pares está representado por niños que poseen características o hábitos similares (misma edad, mismos juegos, mismo colegio, etc.). Cuando un niño es marcado por quién generalmente es el líder del grupo como persona no grata, sucede que se lo comienza a dejar de lado.

Es así como si organizan algún juego no se lo incluye, se hablan al oído y no le dicen de qué, entre otras cosas. El golpe psicológico que genera en un pequeño de esa edad esas actitudes usualmente no es medida por sus agresores, es por eso que recalcamos la necesidad de que los adultos presentes pongan un límite antes situaciones de este tipo.

Violencia escolar: manipulación

Este tipo de agresión es llevada a cabo por pequeños que poco a poco desarrollan una personalidad del tipo maquiavélica. Poseen una necesidad imperiosa de dominación sobre la otra persona que los obliga a usarlo para que el pequeño acosado o víctima de violencia efectúe actos a su disposición y orden.

Sin duda en este caso la persona violentada debe ser tratada para que en un futuro pueda interponerse ante este tipo de personalidades. El agresor también debe recibir su correspondiente tratamiento dado que si presenta a edades tan tempranas dichas características puede desarrollar con el tiempo algunas sociopatías difíciles de tratar.

Violencia escolar: coacción

En este caso el violento mantiene una presión constante sobre el pequeño violentado, lo obliga a realizar actos vergonzosos en contra de su voluntad y disfruta de ello. Aunque son lamentables situaciones de este tipo son habituales y deben ser controladas.

Violencia escolar: amenaza o actos contra la integridad física

Actualmente con el uso de los medios masivos de comunicación es cada vez más común este tipo de violencia. A partir de las palabras o con alto contenido de violencia el acosador o violento implanta un control psicológico sobre el agredido mediante amenazas y golpes que son propiciados con la afirmación de que cada vez será peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.