Tipos de úlceras

Las úlceras son lesiones ya sea en piel o membranas que dejan escapar sustancias líquidas o viscosas, siendo más serias que simples heridas y que requieren un tratamiento especial para evitar infecciones graves o hemorragias que pongan en peligro la vida de la persona, producto de una anemia aguda.

Existen dos clases principales de úlceras: Las de piel y las gástricas, también conocidas como pépticas y, cada una de ellas tiene sus propias características, niveles de gravedad y causas, por lo que el tratamiento y el especialista a cargo de su cuidado son muy diferentes.

Úlceras pépticas

Las úlceras pépticas son las que afectan las membranas estomacales o intestinales, aunque también las hay en otras zonas del sistema digestivo pero en menor frecuencia. Este tipo de úlceras pueden ser leves o llevar a complicaciones graves, si es que la herida perfora la membrana por completo.

Las úlceras pépticas son más comunes en personas con altos niveles de estrés

Si la úlcera afecta la membrana estomacal se le llama gástrica y, si la afectada es la membrana intestinal estamos ante una úlcera duodenal. Otro tipo de úlcera péptica es la de esófago, la cual se da en pacientes que sufren una enfermedad conocida como Síndrome de Barrett.


Las úlceras pépticas pueden tener un origen bacteriano, estar causadas por un nivel de acidez estomacal anormal ya sea por el consumo de ciertos medicamentos, exceso de alcohol, tabaquismo o incluso niveles fuertes de estrés.

Úlceras cutáneas

Las úlceras cutáneas son lesiones en la piel que pueden afectar la primera capa o ser más profundas, todo depende de su gravedad. Estas son más que una simple herida, ya que se forman ampollas y generan lesiones profundas que pueden infectarse y requerir limpiezas quirúrgicas e incluso remoción de la piel y tejidos afectados.

Las úlceras cutáneas pueden clasificarse según causa o gravedad. En el primer caso tenemos las provocadas por presión, fricción o las que aparecen en pacientes con una diabetes mal cuidada.

Las úlceras cutáneas por presión son las más comunes y suelen aparecer en pacientes postrados o con escaso movimiento. Las úlceras por fricción se dan por roces que rompen o dañan la piel.

Muchas veces una úlcera cutánea puede ser causada tanto por presión como por fricción, lo que es más común en personas con diabetes.

En cuanto a la gravedad, hay cuatro niveles. El primero se presenta con marcas en la piel, mientras que en el segundo se notan daños en la epidermis.

El tercer nivel habla de una úlcera cutánea que llega a afectar al músculo y, en el cuarto, el más grave, la lesión llega a tendones e incluso el hueso.

Otros tipos de úlceras

Si bien las úlceras pépticas y cutáneas son las más comunes, también existen otros tipos de úlceras que cualquier persona pueden presentar.

  • Úlcera genital: Como su nombre lo dice, son lesiones en las membranas genitales cuya causa suelen ser enfermedades de transmisión sexual.
  • Úlcera bucal: La úlcera bucal son lesiones en la boca, ya sea encías, paladar u otras membranas. Las causas son diversas pudiendo ser consecuencia de condiciones como la gingivitis. cánceres orales o infecciones con hongos o virus herpes.
  • Úlcera corneal: La úlcera corneal es una abrasión en dicha zona del ojo, ya sea por traumatismos o infecciones. Si es que son leves pueden tratarse sin dejar secuelas, pero sin son graves pueden complicar la visión o incluso requerir de un trasplante de córnea.

Un porcentaje importante de la población presentará algún tipo de úlcera en su vida, lo importante es prevenirla con buenos hábitos de vida, alimentación y prestando la suficiente atención a condiciones de salud antes que provoquen este tipo de secuelas.

Formato para citar (APA)

“Tipos de úlceras” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/ulceras/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *