Tipos de shock

El shock es una reacción del cuerpo humano que se produce bajo ciertas circunstancias en las que el mismo colapsa. La cantidad de sangre distribuida por el corazón disminuye al punto tal de afectar las funciones de los órganos vitales. Con una atención médica rápida y eficiente, usualmente el cuadro se puede revertir, aunque no siempre es así y en algunos casos puede tener consecuencias mortales.

En ocasiones estos cuadros se pueden ver agravados por efectos de otras enfermedades como por ejemplo coronarias o sanguíneas. Aconsejamos que ante la descompensación de un individuo dado no se intente trasladarlo y se llame al servicio de emergencia más cercano para que acudan con urgencia.

Los tipos de shock se clasifican en:

Shock cardiogénico

Este tipo de shock causa problemas directamente en el corazón de quién lo padece. Es uno de los cuadros médicos más difíciles de revertir y ciertamente depende mucho de que el paciente tenga o no antecedentes coronarios, la edad, el peso, entre otros factores. La falla en el corazón se produce por lo general en el miocardio. Las causas de esta falla pueden ser múltiples.

Shock anafiláctico

Este tipo de shock ocurre como una reacción desmedida el sistema inmune ante un cuerpo extraño, antígeno o medicamento al que se es alérgico. La reacción ocurre cuando el cuerpo entra en contacto con alguno de los elementos antes mencionados.

Shock hipovolémico

Esta reacción se produce cuando la sangre presente en el cuerpo es escasa o no llega a ser la cantidad que el cuerpo necesita. Por lo general se presenta ante una hemorragia masiva que puede tener diversos orígenes, entre los más comunes encontramos una gran herida, hemorroides, quemaduras, abortos, entre otras.

Shock vasogénico

Este tipo de shock se produce cuando se ingiere algún medicamento o droga que produce el incremento de la circulación sanguínea en estado de reposo y sin sufrir modificaciones la cantidad de sangre presente.

Shock neurógeno

Este shock produce lesiones en el sistema nervioso central. Usualmente se produce por un bloqueo generado por un fármaco.

Shock séptico

Este tipo de shock se genera a partir de una infección descontrolada en el cuerpo del enfermo. Usualmente este tiene lugar cuando hay una infección asintomática o mal tratada, es común en pacientes mayores.

Shock metabólico

El shock metabólico se produce al igual que el tipo anterior por alguna enfermedad descontrolada. Por lo general se presenta de forma conjunta con una pérdida excesiva de fluidos corporales causados por diarrea, vómitos o hemorragias.

Shock hermorrágico

Este tipo se presenta cuando por alguna causa que puede ser múltiple se produce el desgarro de las venas o arterias, por lo que hay hemorragias masivas.

Shock psicogénico

Este tipo de shock es el más habitual de todos los descriptos. Se presenta en personas de cualquier edad y sin distinción de sexo. A partir de repentino corte del flujo sanguíneo, la sangre necesaria para el funcionamiento correcto del cerebro es de escasa a nula, y como consecuencia el sistema nervioso central se ve afectado. Este sin duda debe ser tratado muy rápidamente, de lo contrario el paciente puede quedar con secuelas cerebrales.

Formato para citar (APA)

“Tipos de shock” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/shock/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *