Ir al contenido

Tipos de reciclaje

El reciclaje es una actividad muy importante cuando nos referimos al cuidado del medio ambiente. Todo aquello que es reciclado, se procesa y se transforma en un nuevo objeto que puede ser reutilizado. El reciclaje contribuye con la eliminación de una gran cantidad de residuos que, de no ser así, serían mucho más dañinos con el planeta de lo que son en la actualidad.

Existen diferentes tipos de reciclaje de acuerdo al material del cual se trate.

Tipos de recciclaje

El reciclaje es muy importante para mantener el medio ambiente saludable.

Tipos de reciclaje

Reciclaje de plástico

El plástico es un material que no se degrada fácilmente. Un trozo puede demorar más de 200 años en pasar a formar parte del medio ambiente. Por eso mismo es necesario reciclarlo y, de esta manera, liberar el suelo de las sustancias tóxicas que desprende mientras tanto. Para reciclar el plástico, es necesario seleccionarlo y clasificarlo de acuerdo a su grosor, tipo y componentes. A continuación se funde y se reutiliza como materia prima para fabricar nuevos objetos del mismo material.

De papel

Si bien el papel es un material biodegradable, es necesario reciclarlo ya que se emplean árboles y bosques enteros para su fabricación. Durante el proceso de reciclaje de papel (que también podemos realizar en casa), se tritura y se somete a diferentes procesos que lo convierten en una pasta que posteriormente será utilizada para la fabricación de nuevo papel.

De vidrio

Es probable que el vidrio sea el material reciclable que mejor se adapta para ser reciclado ya que puede ser tratado y reutilizado muchísimas veces sin detrimento de la materia prima. Cabe destacar también que, cuando el vidrio es reciclado se ahorra más del 30% de energía que se emplearía en la fabricación de nuevas materias primas.

Es importante destacar que, cualquier material que se recicle, debe estar limpio y libre de desechos.

De pilas y baterías

Todos sabemos que las pilas pueden ser muy contaminantes y que emiten una serie de metales pesados que pueden ser muy peligrosas además de ser tóxicos y nocivos para el medio ambiente. Es por eso que se necesita realizar una exhaustiva recolección y separación del resto de los materiales, pues pueden, inclusive, ser residuos peligrosos al simple contacto con la piel.

De aluminio

El aluminio es un metal que se utiliza de manera cotidiana. Las latas, los envases e inclusive el papel que envuelve muchos alimentos está fabricado con este material. Además, se emplea en la construcción de viviendas y de automóviles. Esto significa que es fácil encontrar aluminio. La forma de reciclarlo consiste en fundir todo el metal, purificarlo y volver a emplearlo nuevamente en la fabricación de latas y envases de todo tipo.

De neumáticos

Los neumáticos demoran 600 años en degradarse y además, ocupan un gran espacio en el relleno sanitario. Para su reciclado son triturados en establecimientos especialmente diseñados para ello. Allí se separan sus componentes y se vuelven a poner en circulación. Además de la fabricación de nuevos neumáticos, el caucho se emplea para la realización de otro tipo de elementos que tienen un gran uso como el asfaltado de carreteras y caminos y el relleno de campos de fútbol con césped artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.