Ir al contenido

Tipos de quesos

El queso es un lácteo comestible elaborado a partir de leche cuajada. La leche más comúnmente empleada es la leche de vaca, pero también se puede emplear leche de oveja, de cabra o algún otro mamífero. Lo cierto es que gracias al sabor que obtiene luego del estacionamiento, es uno de los manjares más consumido en las diferentes partes del mundo.

Este alimento es agregado en múltiples preparaciones comestibles o bien consumido de forma directa. Su gusto varía de acuerdo con el tiempo de estacionamiento y el proceso de preparación.

lacteo

Los tipos de quesos se clasifican según:

Tipos de queso según la cáscara

Quesos sin cáscara

Este tipo de queso generalmente viene envuelto, no posee cáscara tal como su nombre lo indica por lo que solo es necesario cortarlo para consumirlo. Un ejemplo de este tipo es el queso cremoso

Quesos con cascara seca

En este caso el mismo queso produce con el proceso de secado una cáscara dura por fuera, mientras más tiempo pase más se endurece. Solo hace falta limpiarlos y cortarlos para consumirlos. Un ejemplo de este tipo es el chaumes

Queso con cáscara artificial

Este tipo de quesos posee una corteza que es colocada dentro del proceso de producción, puede ser en forma de pintura o con cera.

Con cáscara enmohecida

En este tipo de quesos se les genera cuando se están asentando una cáscara de moho. Este hongo contribuye en el sabor, además puede comerse.

Tipos de quesos según la textura de la pasta

Quesos de pasta dura

Este tipo de quesos son generalmente empleados para rallar, su pasta es de consistencia dura cuando se encuentran asentados.

Quesos de pasta semi- dura

En este caso la pasta que los compone se mantiene semi dura, es decir puede cortarse pero no se desarma.

Quesos de pasta blanda

Este tipo de quesos usualmente es empleado para derretir en el horno o bien para untar. Su pasta es blanda.

Tipos de queso según el proceso de elaboración

Quesos maduros

Estos quesos se obtienen mediante un proceso en el cual la cuajada se corta, logrando obtener un drenado natural en aproximadamente treinta días.

Quesos fundidos

Los quesos de este tipo tal como su nombre lo indica son sometidos a un proceso que emplea altas temperaturas, permitiéndole añadir especias o leche.

Quesos frescos

Este tipo solo pasan por una sola fermentación, es por esto que no necesitan asentarse, pasan del proceso productivo directamente al consumo.

Tipos de quesos según la textura interior de la pasta

Quesos compactos

Este tipo de quesos se caracteriza por no poseer ojos, es decir su pasta se ve como un bloque compacto. Esto es consecuencia de que los cultivos lácticos casi no desprenden gases.

Quesos con ojos redondos

A diferencia del tipo anterior en este tipo los cultivos lácticos si producen una gran cantidad de gases, dando como resultado en su pasta interna la formación de agujeros de diferentes tamaños redondos.

Quesos con ojos irregulares

La formación de este tipo de ojos son consecuencia de que durante el proceso productivo no se coloca suero en los moldes, generando así carbónico que da como resultado agujeros de diferentes tamaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.