Ir al contenido

Tipos de nexos

Los nexos son partes que se emplean para unir dos o más elementos. Los elementos que pueden ser unidos mediante nexos son de los más variados, entre los más comunes son cosas, palabras, personas, animales, etc.

En la gramática se denomina de esta forma al conjunto de palabras que sirven de puente de conexión entre sintagmas. También es común el empleo de esta palabra para referirse a asociaciones sociales.

Los tipos de nexos se clasifican según

Tipos de nexos según la gramática

Como lo explicamos anteriormente este tipo de palabras sirven para conectar dos oraciones o grupos de palabras que expresan una idea determinada. Dentro de este tipo encontramos entonces.

Nexos de conjunciones coordinantes

Este tipo de palabras se emplean con la finalidad de unir dos oraciones que son independientes entre sí. A su vez este tipo se sub clasifica en

Nexos adversativos

En este caso los nexos se emplean con la finalidad de expresar un desacuerdo entre dos ideas independientes. Algunos ejemplos son: pero no, sin embargo.

Nexos copulativos

Los nexos de este tipo se utilizan para indicar una acumulación de ideas. Algunos ejemplos de este tipo son: y, que, e.

Nexos distributivos

En este caso las palabras sirven para indicar una u otra opción. Algunos ejemplos de este tipo son: o, o entonces.

Nexos explicativos

Los nexos de este tipo se emplean para dar razones o explicar sobre un tema dado. Algunos ejemplos de este tipo son: o sea, es decir.

Nexos subordinantes

Los nexos subordinantes contribuyen a distinguir jerarquías. En este caso unen dos oraciones una denominada “subordinada” y la otra que se denomina “principal”. Dentro de este tipo encontramos nueve sub tipos

Nexos causales

Los nexos de este tipo sirven para unir la causa que es la primera oración con la consecuencia, que es la segunda. Algunos ejemplos de este tipo son: porque, dado que, ya que.

Nexos comparativos

Los nexos comparativos tal como su nombre lo indica se emplean para confrontar dos idas u oraciones. Algunos ejemplos de este tipo son: como, mejor que, peor que.

Nexos concesivos

Los nexos concesivos se emplean para señalar una acción. Algunos ejemplos son: aunque, bien que.

Nexo condicional

Este tipo de nexos se emplean cuando se debe dar una condición o requisito dado. Por ejemplo: si, con tal que.

Nexos consecutivos

Los nexos de este tipo sirven para indicar una secuencia dada a partir de una oración que es la principal. Algunos ejemplos son: tanto que, tal que.

Nexos de lugar

Este tipo de nexos se emplean como su nombre lo indica para señalar un lugar dado en donde se ejecutó una acción. Por ejemplo: donde, por dónde.

Nexos de modo

Este tipo se emplean para indicar cómo se ejecutó la acción. Por ejemplo: como si, según qué.

Nexos temporales

Estos nexos sirven para unir dos oraciones con el tiempo. Por ejemplo: antes que, después que.

Nexos de contigüidad

Los nexos de este tipo se emplean para poder lograr la conexión que se necesita entre un párrafo y el otro, esto permite que el hilo conductor de la idea central del texto no se rompa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.