Ir al contenido

Tipo de neumonía

La neumonía es un proceso inflamatorio que se desarrolla en los pulmones, órganos destinados a proveer el oxígeno necesario para vivir. Este proceso se puede desarrollar, debido a que bacterias o virus ingresan a los pulmones, produciendo fiebre, escalofríos, dolor intenso en la espalda, tos y otros, que dificultan fuertemente la respiración del individuo que la padece. De no ser tratada en tiempo y forma correcta, esta afección puede causar la muerte.

neumonía

Los tipos de neumonía se clasifican según:

Tipos de neumonía según la localización o lugar de la inflamación

Neumonía intersticial

En este caso se localiza en el tejido que rodea a los alveolos pulmonares, denominado intersticio. En las personas que padecen de esta afección, este tejido se endurece, por lo que los alveolos no pueden expandirse tanto al respirar. Por lo tanto, menos oxígeno ingresa al cuerpo. Esta enfermedad puede surgir sin causa conocida, aunque existen al menos una docena de otras enfermedades que la producen también.

Neumonía alveolar

Afecta directamente a los alveolos pulmonares. Estos procesos inflamatorios son predominantemente exudativos (es decir que sale por sus poros).

Tipos de neumonía según la extensión

Neumonía segmentaria

En este caso la enfermedad se desarrolla, propiamente dicho, en un segmento del pulmón. Pueden existir varios o un único punto inflamatorio. A este tipo de neumonía, también se la denomina neumonía lobulillar. Se caracteriza porque el paciente al respirar produce un silbido similar a cuando se sopla una botella vacía.

Neumonía lobar o lobular

En esta neumonía la afección abarca a gran parte o a un lóbulo completo del pulmón. Generalmente es poco común en personas muy mayores o en pequeños lactantes. Se puede manifestar de forma brusca o como si fuese un cuadro gripal con afección respiratoria.

Tipos de neumonía de acuerdo al lugar del contagio

Neumonía intrahospitalaria

En este tipo de neumonía, el contagio se produce en los hospitales o nosocomios, donde el paciente ha concurrido por alguna otra causal.

Neumonía extra hospitalaria

La afección de este tipo se contrae como consecuencia del contacto con el virus o bacteria pero en cualquier lugar que no sea un hospital

Tipos de neumonía según el agente patógeno

Neumonía típica

Este tipo, algunas veces, es provocada por bacterias. Los primeros síntomas son escalofríos, fiebre y tos. Se manifiesta una secreción en forma de esputo que tiene coloración marrón o roja, con el proceso de la enfermedad se torna amarillo o verde. En algunos casos, antes de esta afección se presenta una laringitis o faringitis que la preceden. Generalmente este tipo de neumonía afecta a las personas mayores y se presenta en invierno.

Neumonía atípica

Suele confundirse con un proceso gripal común, dado a que su desarrollo es más lento que el de la neumonía típica. Sus síntomas son dolor intenso de cabeza y dolores en las articulaciones. Tos muy fuerte que no para, y generalmente, no genera secreciones de ningún tipo. Es muy importante en este tipo saber en dónde se adquirió la enfermedad para un correcto tratamiento, dado que las bacterias que causan esta enfermedad suelen ser muy resistentes a los tratamientos y medicamentos comunes utilizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.