Tipos de microscopios

Los microscopios son instrumentos que permiten ver todo tipo de objetos de tamaño pequeño y que, a simple vista no pueden ser observados sin ayuda. Uno de los más comunes y que son los más conocidos son los ópticos los cuales mediante el uso de dos lentes permiten que la imagen del objeto enfocado aumente varias veces.

El uso del microscopio es muy variado, pues se emplea para analizar tejidos, observar el comportamiento de los protones y electrones de los elementos químicos y para el estudio de bacterias y protozoos, entre otras cosas.

Tipos de microscopios

Tipos de microscopios

Tipos de microscopios

Simple o monocular

Se emplea un solo lente y permite agrandar la imagen del objeto observado. Es uno de los más conocidos y todos hemos tenido acceso a uno, pues podemos hablar de la lupa que consiste en un lente que permite aumentar el tamaño de los objetos.

Óptico o binocular

Este tipo de microscopios están basados en lentes ópticos. Pueden tener el nombre de microscopios de luz, pues emplean fotones para su funcionamiento. Se emplean para examinar objetos que son transparentes o que son muy delgados y pierden su color.

Estereoscópico o triocular

Se lo conoce como microscopio de disección porque se usa para trabajar con objetos que deben ser diseccionados en pequeñas partes para ser estudiados. Por lo general, su uso se reserva para plantas, animales, piedras preciosas o descubrimientos arqueológicos. Son los únicos microscopios que permiten hacer el análisis de los objetos en forma tridimensional.

De luz ultravioleta

Estos microscopios utilizan la luz ultravioleta que arrojan los objetos para emitir una imagen o espectro.

Electrónico

Se trata de un tipo de microscopio que utiliza electrones para formar imágenes diminutas. Esta cualidad le permite ampliar los objetos mucho más pequeños que las microscopios ópticos. Esto se debe a que la longitud de onda de los electrones es mucho más corta que la utilizada en los microscopios binoculares.

De iones de campo

Estos microscopios se emplean para visualizar el orden de los átomos que se forman en la punta de un objeto metálico muy afilado similar a una aguja. Dicha aguja se introduce en una cámara de vacío y se la somete al contacto de gases como el helio o el neón y se lo enfría hasta la congelación. Posteriormente se aplican descargas eléctricas para repeler los iones y observar las reacciones de los átomos allí presentes.

De fuerza atómica

Este tipo de microscopios tienen la capacidad de detectar diferentes tipos de fuerzas que, inclusive, tienen el tamaño de un nanonewton, es decir que miden 1*10^-9 N o 0.000000001 Newtons. Cuando empieza a funcionar, tiene la capacidad de registrar de manera continua la topografía del objeto por medio del uso de una sonda que tiene forma de pirámide o de cono.

Virtual

Permite ver objetos en forma virtual. Por un lado, encontramos los microscopios estáticos, los cuales permiten analizar una imagen predefinida y por el otro, los dinámicos. Estos últimos tienen la capacidad de aumentar la imagen en tiempo real y, en muchas ocasiones, manipular el objeto por medio del uso de manos robóticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.