Ir al contenido

Tipos de interés

El concepto de interés, se puede visualizar según dos ópticas distintas, la primera, por el lado de quién cobra el interés, y la segunda, por quién paga los mismos. De esta forma, desde la primera acepción descrita, los intereses serán los ingresos obtenidos por préstamos o financiación concedida a terceras personas. Y desde la segunda, serán los gastos o egresos pagados por la obtención de un préstamo o financiación o fondos.

Los intereses se expresan en porcentajes por periodo de tiempo, de esta forma, por ejemplo decimos que el interés es del 5% diario, 10% mensual, 35% anual, etc.

interes

Los intereses se clasifican según:

Tipos de interés según a la actuación de la entidad financiera

Tasa de interés pasiva

En este tipo, la institución financiera o bancaria no emite crédito alguno, sino que recibe dinero por colocaciones de fondos provenientes de clientes. Dado que la entidad financiera no realiza la emisión de fondos, es que se dice, que actúa de forma pasiva. Por dichas colocaciones, deberá abonar los correspondientes intereses. Ejemplos de este tipo son los plazos fijos.

Tasa de interés activa

La entidad bancaria emite fondos en concepto de crédito a alguno de sus clientes o a otras entidades financieras. Como contraprestación de este servicio, en el que actúa de forma activa, es que el cliente o la otra entidad financiera debe abonar los intereses correspondientes. Por lo general, la tasa activa, es mayor que la tasa pasiva, dado que la entidad financiera debe cubrirse por la inflación y por la posible incobrabilidad de sus deudores.

Tipos de interés según el concepto a abonar

Tasa de interés variable

Como lo indica su nombre, este tipo de interés varía con el tiempo acorde a diferentes variables que lo modifican. Este tipo de interés, es altamente riesgoso para quien solicita un préstamo y ofrece cobertura casi completa a quién lo otorga, dado que podrá ajustar cuando considere necesario, la tasa cobrada.

Tasa de Interés fijo

Este tipo de interés es la tasa cobrada o pagada por el monto de dinero prestado u obtenido es fija a lo largo del periodo de tiempo pactado. Dada esta condición, es que sus cuotas en concepto de devolución son fijas, y son conocidas con antelación.

Tasa de Interés nominal

Esta tasa generalmente se expresa de forma anual  (TNA), el porcentaje expresado, se aplica al capital para el cálculo de sus respectivos intereses. Tiene como característica principal que no considera más que el porcentaje del cálculo.

Tasa efectiva de Interés

Este tipo de tasa, considera las variaciones efectuadas por las disminuciones de las deudas, dadas las cuotas canceladas. De esta forma, se considera el capital restante y si el mismo, sufre algún tipo de capitalización. Esta tasa es la que efectivamente se abona y la que hay que tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo o de evaluar la tenencia de una tarjeta de crédito.

Tasa de Interés real o ajustado

Esta tasa, considera el valor de la inflación, se calcula considerando dos variables: la tasa de interés nominal y el índice de inflación. Con la misma, se obtiene un cálculo real de la rentabilidad que se obtendrá a partir de un préstamo o financiación.

Tipo de interés según los depósitos

Interés por depósitos de largo plazo

Son ingresos de colocaciones en tiempos prolongados. Los fondos son retenidos por un plazo mayor a 1 año. A partir de este plazo que se estipula con anterioridad al depósito la tasa de interés que se cobrará por la colocación de los fondos.

Interés por depósito de ahorros

Varía de acuerdo con la institución elegida, pero en general no son muy grandes los ingresos obtenidos de esta forma. Son colocaciones que los individuos realizan con el fin de obtener algún ingreso o mantener lo más posible el capital que representa sus ahorros personales.

Interés Interbancario

Es la tasa que cobra una institución bancaria a otra por la cesión de fondos necesarios para cubrir una necesidad temporaria de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.