Tipos de imanes

El imán es un objeto que posee una carga magnética que le permite atraer objetos ferro magnéticos. El imán de mayor envergadura que se conoce es la tierra, esta funciona como un imán gigante natural y si bien en la actualidad todavía no se sabe a ciencia cierta el porqué, lo cierto es que se supone que se debe al material ferroso de su centro y los iones.

Hay una ley física que se denomina Ley de la Atracción y que dice que los polos opuestos se atraen y los polos iguales se repelen entre sí. Esto sucede con los imanes, a menudo cuando acercamos dos imanes en sus mismas cargas notamos que no podemos juntarlos, esto se debe a esta Ley.

magnetismo

Los tipos de imanes se clasifican según:

Tipos de imanes según su origen o naturaleza

Imanes naturales

El imán natural más grande y antiguo como vimos anteriormente es la tierra. Pero existen algunos otros materiales que naturalmente pueden generar un campo magnético como es el caso de la magnetida un mineral que en su estado natural puede atraer metales como el hierro. Los imanes naturales tienen la característica de no poseer la intervención del hombre para su origen.

Imanes artificiales

Los imanes de este tipo a diferencia del anterior si poseen la intervención del hombre para su creación. Mediante diferentes técnicas el hombre logra magnetizar industrialmente algunos materiales para emplearlos en algunos dispositivos electrónicos y otras aplicaciones a nivel industrial.

Tipos de imanes según la duración de sus propiedades

Imanes temporales

Los imanes temporales son objetos materiales que poseen solo por un periodo de tiempo relativamente corto propiedades magnéticas. El magnetismo lo obtienen a partir de la fricción o roce con un trozo de hierro dulce, se emplea en la electrónica y justamente su magnetismo dura el tiempo en que se encuentra conectado el dispositivo a la corriente eléctrica.

Imanes permanentes

Los imanes permanentes son aquellos que poseen un magnetismo que perdura en el tiempo. Hay que destacar que en el caso de que estos imanes se golpeen o bien entren en contacto con otros imanes pueden sufrir una desimantación.

Tipos de imanes según su composición

Imanes de cerámica o ferrita

Este tipo de imanes se caracteriza por su facilidad para maniobrarlos, son los más conocidos debido a  sus ventajas estos son muy fuertes (aunque su capacidad magnética varía con la temperatura) y  no se desimantan con facilidad. Dentro de sus desventajas encontramos que son bastante frágiles.

Imanes de alnico

Tal como su nombre lo indica está compuesto por una mezcla de aluminio, níquel y cobalto. No son demasiado fuertes pero a diferencia del tipo anterior poseen una mayor resistencia a las temperaturas elevadas.

Imán de hierro- neodimio y boro

Su composición es una mezcla excelente que le brinda resistencia para que no pueda ser desimantado y fuerza, aunque no soporta temperaturas mayores a los 85ºC.

Imán de samario y cobalto

Este tipo de imán se caracteriza por tener mucha fuerza de atracción y ser resistente a la temperatura, solo que no es muy empleado debido a sus altos costos de fabricación que determinan un precio de venta alto.

Formato para citar (APA)

“Tipos de imanes” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/imanes/ [Consultado: ].