Ir al contenido

Tipos de créditos bancarios

El crédito es una transacción, mediante la cual un individuo solicita un préstamo o crédito a otro individuo, a una financiera o a un banco. A quien solicita el préstamo se lo denomina deudor y a quien lo brinda acreedor. Al monto del dinero del préstamo, se le aplica una tasa de interés por el plazo solicitado, este importe será la ganancia obtenida por el acreedor del préstamo y su cobertura por la eventual pérdida adquisitiva del dinero, producida por la inflación.

Al finalizar el periodo en que se solicitó el préstamo, el deudor deberá devolver el importe solicitado más los intereses pactados. O lo tendrá que devolver en cuotas, de acuerdo a lo pactado con antelación.

creditos-bancarios

Los créditos bancarios se clasifican según:

Tipos de créditos según el tipo de cliente

Crédito fijo para clientes que buscan seguridad

Este tipo de clientes, generalmente son los ahorristas tipos, con poco conocimiento dentro del mercado financiero, por lo que generalmente quieren corren el menor riesgo posible, dado que solo toman préstamos pequeños. Los bancos brindan para este tipo de clientes, créditos a tasa fija, pero dado que el banco debe cubrirse por la inflación y por los eventuales, este tipo de  personas generalmente terminan pagando una tasa mucho más elevada que la real. Lo que conlleva el pago de un préstamo más caro a fin de cuentas.

Créditos mixtos para clientes intermedios

Este tipo de clientes más arriesgados que los anteriores, se guían generalmente por la tasa nominal y hacen cálculos erróneos del costo verdadero del préstamo en general dado que no consideran la tasa efectiva anual, se guían por la posibilidad ilusoria de obtener a largo plazo un beneficio dado la tasa variable del préstamo.  Para este tipo de clientes los bancos ofrecen créditos mixtos, donde generalmente se va amortizando la deuda con pagos parciales en los primeros años a tasa fija, y luego, a tasa variable.

Créditos variables para clientes arriesgados

Este tipo de clientes, son los más arriesgados, generalmente se guían por la suerte. Y por los tipos que les parecen rentables. Sin embargo, no consideran el concepto variable que poseen estos créditos. Para ellos los bancos ofrecen créditos a tasa variable.

Tipos de créditos según su finalidad

Créditos personales

Son emitidos por los bancos con la finalidad de que el tomador del crédito pueda financiar necesidades ocasionales y específicas. Estos créditos se ofrecen, generalmente por montos menores.

Créditos al consumo

Estos créditos son emitidos con la finalidad de que el tomador del crédito pueda efectuar la compra de bienes duraderos. Es decir, con vida útil mayor a un año. Por ejemplo, electrodomésticos.

Créditos de estudio

Estos créditos son propiciados para la financiación de la carrera universitaria del tomador, son comunes en algunos países europeos y en Estados Unidos. En la Argentina aún no se encuentran implementados. En este tipo de créditos el estudiante y tomador del préstamo, se compromete al finalizar sus estudios a devolver el importe solicitado con más los intereses, con el fruto del trabajo de la profesión para la cual toma el crédito mencionado.

Créditos hipotecarios

Este crédito es emitido por los bancos con el fin de la compra de un bien inmueble. Tiene como característica principal que además del tomador ofrecer una garantía personal con respecto al pago, coloca al inmueble adquirido como garantía real. Esta garantía se hace efectiva en el caso de que el deudor no pueda abonar el importe del préstamo, el banco ejecuta dicha garantía, y se queda con la propiedad de la vivienda.

Crédito prendario

Este tipo de créditos es emitido por los bancos con la finalidad de la compra de un bien mueble, generalmente un rodado, al igual que en el crédito hipotecario se genera una garantía real sobre el bien mueble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.