Tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis es una afección en los ojos producida por la inflamación de la conjuntiva. Esta es una parte del ojo que lo recubre en su parte interna. Las causas de esta enfermedad pueden venir de tres áreas por un lado puede deberse a causas alérgicas, a infecciones o bien a traumas.  Mientras antes sea aplicado el tratamiento debido para caso serán más efectivos y rápidos los resultados.

La sintomatología que presentan los pacientes con esta afección son principalmente: dolor al parpadeo o en la presencia de la luz, ojos rojos, visión deficiente y picazón en los ojos. Le aconsejamos que ante la presencia de cualquiera de los síntomas antes mencionados concurra al médico para un diagnóstico correcto, le recordamos que no es aconsejable automedicarse.

El tratamiento será determinado por el profesional, pero hay que tener en cuenta siempre que es indispensable en estos casos mantener una correcta higiene y evitar refregar los ojos para no agravar los síntomas.

Los tipos de conjuntivitis se clasifican en:

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica se produce como reacción del cuerpo ante un alérgeno o agente que alerta al sistema inmunitario. Los agentes alérgenos son variados entre ellos podemos mencionar el moho, los cereales, el polen de algunas plantas, los ácaros, el polvo. Este tipo de afecciones suelen estar relacionadas de forma íntima a otras alergias que sufre el paciente en cuestión, como por ejemplo alergias en la piel o respiratoria.

Al entrar en contacto con el agente alérgeno el cuerpo libera histamina, que produce inflamación en la zona afectada. Por lo general los tratamientos aplicados en esta afección son corticoides de larga aplicación (mayor a un mes) y lágrimas artificiales que permiten la descongestión de la zona.

Casi siempre las alergias son enfermedades que se transmiten de generación en generación, es decir son hereditarias por lo que en el caso de que padres posean esta afección, es posible que los hijos desarrollen la sintomatología correspondiente con el tiempo. Cabe destacar que en el caso de conocer el agente al que se es alérgico, lo recomendable es no exponerse a dicho agente para mejorar los síntomas.

Conjuntivitis bacteriana

Este tipo de conjuntivitis se produce por el ingreso al ojo de alguna bacteria, es la que se presenta con mayor frecuencia. La infección producida por la bacteria suele manifestarse primero en un ojo y luego por el contacto o cercanía, el otro ojo es contagiado.

Siempre que uno de los ojos no manifieste síntomas se debe tener mucho cuidado de no tocar con las manos, dado que este suele ser el principal medio de transmisión. Una vez contraída la bacteria el contagio no solo puede ser personal sino que es contagioso para las personas que puedan poseer contacto físico con el afectado.

Conjuntivitis vírica

Este tipo es la más grave de los tres tipos por el alto grado de contagio que presenta. Se inicia en épocas cálidas y usualmente suele provocar epidemias. Es producida a causa de un virus determinado que ingresa al ojo, es usual que la sintomatología abarque a otras zonas del cuerpo presentando síntomas como dolor de cabeza o de garganta.

Formato para citar (APA)

“Tipos de conjuntivitis” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/conjuntivitis/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *