Tipos de caracter

El carácter es un aspecto de la personalidad en los individuos. Está profundamente relacionado con la forma de reaccionar bajo ciertas presiones o circunstancias. La ciencia que estudia este aspecto de la persona se llama caracterología.

El carácter va a variar de acuerdo a ciertas circunstancia en los primeros años de vida del individuo, es así como niños que no han tenido demasiados problemas en su entorno y vida familiar en los primeros años, tienden a desarrollar un carácter más amigable con el entorno.

De acuerdo a la capacidad de mantenerse firme en una elección a pesar de ciertos males el carácter va a ser más débil y más fuerte.

Los tipos de carácter se clasifican en:

Carácter nervioso

Dada esta característica las personas con este carácter suelen anularse ante ciertas situaciones. En ocasiones suelen presentar problemas de memoria, por su forma de pensar. Poseen problemas en la organización y ante ciertas exigencias dejan de hacer las cosas habitualmente realizan por falta de perseverancia.

Usualmente se empeñan en realizar algo que los atrae de momento y luego lo dejan por no poder terminarlo con rapidez. Casi siempre sufren de ansiedad e hiperactividad.

Carácter sentimental

Este tipo de personas sufren apego a ciertas personas o situaciones, generalmente sienten la necesidad de que las cosas no cambien. Cuando aparecen ciertos problemas, les genera una gran angustia y sienten que no pueden solucionarlos o que serán incapaces de proseguir con sus vidas.

Tienen dificultades para mantenerse en sus decisiones y les cuesta decidir. Son sensibles y tímidos.

Carácter colérico

Son individuos con este tipo de carácter son individuos que dejan cosas inconclusas de forma constante. Les cuesta resumir y estudiar. Son personas de gran irritabilidad. Ante una situación imprevista la resuelven con facilidad y dinamismo.

Son personas prácticas que solucionan las cosas de forma inmediata.

Carácter apasionado

Este tipo de personas realizan sus cosas con gran empeño y dedicación. Les agrada cambiar constantemente sus actividades. Son personas muy dedicadas al estudio, aunque en este aspecto suelen ser algo individualistas.

Carácter sanguíneo

Este tipo son individuos sumamente objetivos. En ocasiones su personalidad se puede tornar maquiavélica. No dejan que los sentimientos los invadan a la hora de tomar decisiones. Poseen un grado alto de adaptabilidad.

Carácter flemático

Este tipo son personas sumamente estructuradas y sistematizadas. A la hora de realizar una actividad la diagraman todo de forma tal de tener aquello lo más organizado posible. Generalmente no hablan en demasía y les desagrada la puntualidad.

Carácter amorfo

Este tipo de personas son totalmente desestructuradas, al punto tal que su vida puede llegar a parecer un caos. Tienden a postergar las responsabilidades que no desean afrontar de momento, por lo que generalmente necesitan de alguien que los empuje para realizar aquellas cosas  les quedan pendientes. No hacen un análisis exhaustivo de las cosas y pueden pasar horas pensando en lo mismo sin llegar a ninguna conclusión.

Carácter apático

Como su nombre lo indica son personas desinteresadas con el entorno. No poseen iniciativa para la realización de actividades. Generalmente cambian constantemente de rumbo y no poseen una lógica. Es muy difícil llegar a su persona.

Formato para citar (APA)

“Tipos de caracter” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/caracter/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *