Tipos de cabello

El cabello es una extensión del cuero cabelludo. Posee tres partes importantes a saber la primera y más importante es el folículo piloso que es la base del pelo desde allí el pelo se nutre para su crecimiento, esta es el origen del crecimiento (distinto de la creencia habitual de que el pelo crece por las puntas). El tallo que cumple una función similar al tallo de una planta distribuyendo los nutrientes, además es en esta parte en donde se encuentra el pigmento que le da el color característico a cada pelo. Las puntas que es donde finaliza el pelo.

Existen múltiples productos para el cuidado del pelo y tratamientos que modifican su estructura interna (como los alisados y permanentes). Lo cierto es que el mejor cuidado que se le puede dar al pelo es cortarlo de forma regular (aproximadamente 0,5 cm por mes) y lavarlo de dos a tres veces por semana.

pelo

Los tipos de pelo se clasifican según:

Tipos de pelo según su estructura

Cabello lacio

El cabello lacio es quizá uno de los más envidiados debido a que no necesita demasiado cuidado. El folículo piloso nace a noventa grados del cuero cabelludo permitiendo que caiga hacia debajo de forma recta, además la médula  de este pelo es recta.

Cabello ondulado

El cabello ondulado a diferencia del anterior demanda mayor cuidado. Lo ideal es dejarlo secar con mucha agua y armar los rulos como apretando el pelo desde las puntas hacia la raíz, todo esto para evitar que se enrede. Por lo general son cabellos más finos. El folículo piloso nace de forma diagonal al cuero cabelludo y su medula es ondulada.

Cabello crespo

El cabello crespo es el más débil de todos y el más difícil de manejar. Su médula es similar a un resorte, lo que le da el aspecto característico que posee.

 A saber: siempre que compremos un producto de tratamiento para el pelo debemos fijarnos que el mismo no contenga Formol, este es un alcohol que se encuentra prohibido en la industria Argentina debido a que es sumamente volátil y posee consecuencias muy nocivas para el cuerpo humano.

Tipos de cabello según su color natural

Cabellos rubios claros

Los cabellos rubios son de los más deseados debido a que pueden recibir la mayor cantidad de cambios de color por medio de tinturas. Si bien en ello poseen cierta ventaja, lo cierto es que son los que más rápido suelen envejecer, razón por la que es mucho más probable que quien lo posee le aparezcan canas más temprano. Este tipo de cabello posee una gran cantidad de pigmento amarillo en su interior.

Cabellos negros y castaños oscuros

Los cabellos con este color poseen una gran cantidad de pigmento rojo en su interior. Poseen una mayor resistencia al aclarado, razón por la cual se aconseja a quienes poseen este tipo un tono intermedio y no un rubio tan claro, evitando así el daño y maltrato del mismo.

Cabellos castaños claros y rubios oscuros

Este tipo posee una gran cantidad de pigmento color naranja en su interior. Para los cambios de color son los que tienen una posibilidad media de lograrlos sin sufrir daños.

Tipos de cabello según el sebo

Cabello graso

Las glándulas sebáceas producen sebo en exceso, razón por la cual este tipo de cabello se ve generalmente brilloso como si tuviera aceite. Ante la persistencia en el tiempo de esta condición se puede desarrollar calvicie. Este exceso puede verse mejorado realizando tratamientos con loción emoliente, que mejora la flora natural del cuero cabelludo y lavando el pelo con shampoo neutro una vez a la semana.

Cabello seco

El cabello seco tiene un aspecto muy poco saludable, sin brillo y quebradizo. Las causas pueden ser variadas algunas de las más comunes son tratamientos de decoloración o coloración, problemas de tiroides y algunos medicamentos para el corazón pueden producir un re secamiento del pelo. Para mejorar esta condición se aconseja realizar tratamientos nutritivos (por lo menos dos al mes) e hidratar bien el cuerpo (consumir dos litros diarios de agua).

Cabello normal

Este tipo de cabello es el más saludable, posee un brillo natural estable y una resistencia mayor a los anteriores. Con tres lavados semanales y cortes regulares no necesita más atenciones.