Ir al contenido

Tipos de argumentos

Un argumento es un complemento de palabras que intenta justificar una afirmación o conclusión determinada. Dado el tipo de lenguaje y su característica de re afirmación, es que los argumentos parecen verdades, aunque pueden no serlas. En ocasiones se utiliza como mecanismo para convencer a los receptores. Es importante que a medida que se exponen no se contradigan entre sí, de otra manera no lograrían su intención principal.

La etimología de la palabra deviene del latín y significa “pensamiento ideado para corroborar”.

Los argumentos se clasifican según en qué se basen en:

Argumentos basados en datos

Para conformar este argumento se recolectan previamente datos y se transforman en afirmaciones a partir de las ciencias de estadística y la probabilidad. En cierta forma los datos obtenidos de los espacios muestrales constatan las afirmaciones de los argumentos. Puede que a pesar de esta característica, los argumentos no sean ciertos, porque puede o estar mal tomado el espacio muestral o bien falsificados los datos.

Argumentos basados en valores

Para lograr el convencimiento de los receptores el argumentador trabaja desde el plano emotivo o sentimental. Tendrá gran influencia la cultura del receptor y el nivel del manejo de la imparcialidad. En ocasiones los gobiernos utilizan estos métodos en las campañas de prevención o vacunación.

Argumentos basados en definiciones

Esta tipología utiliza como medio de prueba definiciones preestablecidas con anterioridad. Muy utilizado en el plano científico. En el área de las matemáticas usualmente se utilizan los denominados axiomas para justificar ciertas conclusiones posteriores.

Argumentos basados en descripciones

A través del detalle descriptivo el argumentador parte para lograr el convencimiento de sus interlocutores. Dado el peso generado por las descripciones es que se llega a la conclusión. Cabe destacar que las conclusiones logradas no son siempre verdaderas, dado que en la descripción se pueden dejar de lado ciertos detalles.

Argumentos basados en la autoridad

Para lograr el convencimiento del auditorio el emisor se vale de argumentos pre establecidos y avalados por alguna figura de renombre o que sea reconocida en el campo en el que se intenta convencer. Es importante que los receptores del argumento conozcan a la persona en quién se apoya, de lo contrario de nada serviría. En la actualidad esta modalidad es poco convincente, dado que por los avances continuos de la ciencia, la opinión acertada de alguien puede ser desestimada en un abrir y cerrar de ojos.

Argumentos basados en comparaciones

Es común que las personas presuponen que ante las mismas condiciones se va a llegar a las mismas consecuencias. Es por esto que se utiliza este método colocando como ejemplo de prueba a un objeto o cosa muestral bajo las mismas condiciones que aquello que se pretende probar.

Argumentos basados en generalizaciones

Este tipo suele parecerse en algún punto a la clasificación anterior, pero tiene como diferencia que esta posee respaldo científico. Brinda un resultado probable, que luego debe ser demostrado mediante la investigación científica.

Argumentación por medio de falacias

Este tipo es un argumento que se puede conformar por cualquiera de los tipos anteriores, pero posee como intención convencer al receptor de algo que no es cierto, de una mentira. Muy utilizado en el ámbito jurídico para la defensa de los acusados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.