Tipos de aprendizaje

El aprendizaje es un proceso que se da en los seres humanos principalmente (aunque algunos animales como los perros también lo pueden realizar), mediante el cual se incorporan conductas, conocimientos, formas de pensar, formas de hacer, entre otras. Este proceso se inicia a partir del nacimiento del individuo y no termina nunca, es por esta característica que muchas personas dicen: “Todos los días se aprende algo nuevo”.

El aprendizaje se logra por la interacción entre individuos, mediante las cuales se producen estimulaciones a nivel cognitivo, que se devienen en conocimientos u otros.

Los tipos de aprendizajes se clasifican en:

Aprendizaje memorístico o repetitivo

Este proceso parte de la repetición o reiteración de forma continua y sostenida en un tiempo que puede ser corto o prolongado. Es así como el individuo lo incorpora la información con un mecanismo instintivo o involuntario, de forma que no actúa activamente en el proceso de aprendizaje.

Fue muy utilizada en la antigüedad y de hecho brindaba buenos resultados en ese entonces, dado que la mayoría de los trabajos no requerían del pensamiento intelectual o la compresión, sino que se basaban en movimientos mecánicos que se podían realizar a base de fuerza muscular.

Aprendizaje receptivo

En este proceso el sujeto recepta la información. Para la realización de este procedimiento, el individuo debe estar facultado para comprender. No es imperiosamente necesario que éste relacione la información receptada con alguna otra cosa, es por esta característica que tampoco actúa de forma activa dentro del aprendizaje.

Aprendizaje por descubrimiento

A diferencia de los dos tipos anteriores en este proceso el individuo si participa de forma activa, de hecho es esencial que lo haga. La información es adquirida a través de la práctica, la relación y la curiosidad, que incitan a investigar para obtener el conocimiento. Esta forma de aprendizaje es muy común en niños pequeños o en personas que se dedican a la actividad científica.

Aprendizaje significativo

Este aprendizaje surge a partir del vínculo que el individuo establece con vivencias o destrezas que ya posee con anterioridad al proceso de aprendizaje. Es por eso que el individuo participa de forma activa, dado que incorpora parte de sí para poder incorporar nuevos conocimientos o desechar aquellos que son erróneos.

Aprendizaje de mantenimiento

Mediante este proceso el sujeto incorpora conocimiento en forma similar a una guía de aprendizaje que puede ser empleada en situaciones concretas. Es muy empleado para enseñarles a personas que pueden estar expuestas a situaciones de mucho estrés o de alto riesgo, de forma que aprendido el procedimiento, el accionar sea mecánico y le permita salvar su vida.

Aprendizaje innovador

Este proceso es empleado usualmente en individuos con gran ductilidad que se adaptan fácilmente a los cambios. Cuando este proceso se da individuos sin estas características el proceso es engorroso y estresante. Se trata de nuevas formas de incorporar información o conocimiento.

Aprendizaje visual

Para llevar a cabo este tipo de aprendizaje el individuo incorpora el elemento imagen en el proceso. Es de mayor rapidez, el individuo actúa de forma activa, dado que debe relacionar las imágenes entre sí para obtener una información completa.

Aprendizaje auditivo

Si bien a excepción de aquel aprendizaje realizado de forma autónoma por medio de la lectura individual, el resto se podría considerar como un aprendizaje de este tipo. Nos centramos en aquel aprendizaje que se obtiene por medio de la aplicación de sonidos o similar en el proceso de aprendizaje. Mediante la estimulación cognitiva que produce el sonido, el individuo recepta la información y la aprende.

Formato para citar (APA)

“Tipos de aprendizaje” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/aprendizaje/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *