Tipos de máquinas

Las máquinas son un conjunto de elementos fijos y también móviles que, mediante su funcionamiento, pueden transformar y regular la energía o realizar un trabajo con un fin específico de cualquier tipo.

Por otro lado, también podemos hablar de maquinaria. En este caso se refiere al conjunto de máquinas que se emplean con un mismo fin y también al mecanismo que le da movimiento a cualquier dispositivo que así lo necesite.

Tipos de máquinas

Las poleas son las máquinas simples más utilizadas.

Máquinas de acuerdo a su complejidad

Cuando hablamos de complejidad nos referimos específicamente a la cantidad de piezas que la componen.

Sencillas o simples

Son aquellas máquinas que están conformadas por una sola pieza, por ejemplo la palanca, la rueda, la cuña, la polea y el tornillo, entre otros.

Complejas

Son las máquinas que cuentan con varias piezas en su composición. Un ejemplo cotidiano y que vemos todos los días, puede referirse al motor de un vehículo o a una excavadora.

Muy complejas

En este caso, las máquinas están compuestas por un alto número de piezas y su mecanismo es muy complejo como puede suceder con los motores de las naves espaciales o los de reacción, por ejemplo.

El uso de los diferentes tipos de máquinas se remonta a los inicios de la humanidad con la invención de la rueda, la palanca y las poleas.

De acuerdo a la cantidad de pasos empleados para realizar el trabajo

Simples

Son aquellas máquinas que realizan su trabajo en tan solo un paso. Su funcionamiento es muy sencillo de entender y muy fácil de explicar. Por ejemplo, podemos hablar de una tijera, una rampa, un torno o un hacha los cuales, a simple vista, pueden ser descritos a la perfección sin necesidad de ser experto. Cabe destacar que, en este tipo de máquinas, solo solo es necesario que haya una sola persona para su manejo.

Compuestas

Al contrario que las máquinas simples, las compuestas necesitan de más de un trabajador para funcionar. Suelen realizar varios trabajos en cadena y lo hacen de manera continuada. Un ejemplo son las maquinarias que vemos en las fábricas de ensamblado de automotores, electrodomésticos o elaboración de productos alimenticios. También se puede referir a cosas que vemos a diario como una computadora, un teléfono celular o una impresora, por ejemplo.

De acuerdo a su tipo de propulsión

Manuales

Las maquinas manuales no tienen ningún tipo de motor que las ayude en su funcionamiento. Se trata de artefactos que solo operan de acuerdo al empuje que les da el operario. Un ejemplo palpable de este tipo de máquinas son las bicicletas. Suelen ser muy silenciosas, amigables con el medio ambiente y no requieren de un gran mantenimiento.

Con cable eléctrico

En este caso, las máquinas necesitan de corriente eléctrica o de otro tipo de energía similar. Trabajan de manera continua y no tienen interrupciones a menos, claro, que se corte el servicio de energía eléctrica. Si bien son fáciles de movilizar, no tienen un alcance muy lejano ya que el cable que las alimenta tiene una medida determinada. Un ejemplo son las cortadoras de césped.

Formato para citar (APA)

“Tipos de máquinas” (s/f.). En Hay Tipos. Disponible en: https://haytipos.com/maquinas/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *